Refugio audiovisual

El 14 de marzo comenzó nuestro confinamiento. Aún México está en una especie de negación que nos hace al copiloto y a mí sentirnos un poco como los bichos raros, los paranoicos. Ya el tiempo dirá si tuvimos razón o si fue un adelanto exagerado.

Hay algo trágico, evidentemente, en tener que encerrarse en casa por las razones por las que lo estamos haciendo, y vivir con ese pequeño hilo de terror cruzando el pensamiento sin descanso. El no entender o saber absolutamente nada, el que ni autoridades ni líderes ni expertos ni absolutamente nadie esté pisando sobre terreno seguro, sino que universalmente estamos en esta especie de arena movediza, como si siglos y milenios de avance de la humanidad nos hubieran abandonado en la desnudez más absoluta.

Yo siento que hay algo de mí que regresó a la infancia, que quiere rodearse de cosas simples, que no requieran de mucha energía, aunque creo que es un poco insultante con los niños referirme a aquello como regresar a la infancia. Pero si hay un diagnóstico que he podido hacer en estas casi dos semanas de encierro es que he perdido total concentración para leer, y puedo pasar minutos con la mirada escaneando una página sin retener absolutamente nada.

Lo lamento mucho por aquellos que habían escogido entre sus propósitos de Año Nuevo leer más. Estoy segura de que no debo ser la única con este lapsus crónico.

Por otro lado, me estoy poniendo al día con ciertas cosas que, de continuar la rutina, hubiera pospuesto infinitamente. Probablemente nunca en mi vida hubiera visto Frozen. Y sí, esta es mi manera de confesar que fue en marzo de 2020 que me enteré de quiénes son Anna y Elsa y por fin entendí por qué rayos querían hacer un muñeco.

Retomé Homeland que, después de obsesionarme con sus primeras dos temporadas cuando estrenaron, más nunca logró hacerse un espacio constante en mi vida. Me pongo al día siempre extrañando a Brody, pero maravillándome todavía de lo impecablemente escrita y producida que está. Y digan lo que quieran de Carrie, es un personaje increíble.

Por fin vi The Meyerowitz Stories de Noah Baumbach y, habiendo recién visto Uncut Gems antes de empezar la cuarentena, me convencí de que realmente el gran papel de Adam Sandler hasta ahora es Danny Meyerowitz. Ben Stiller siempre es increíble, punto. A Elizabeth Marvel justo la estaba viendo también en Homeland y, aparte de irreconocible para mí, su personaje es el que sentí más alejado de cualquier estereotipo. Hubo algo del final que no sentí del todo satisfactorio, pero todo lo que vino antes me mató de la risa, del dolor, del asombro.

Pero no todo ha sido rescatar contenido de tiempos remotos.

Nos hemos unido al furor generalizado y vimos The Platform y Tiger King. Respecto a la primera, temo que alguna vez me ocurra el desatino de querer convertir en largometraje algo que solo debió quedarse en cortometraje.

Sobre Tiger King, pensé que pocas cosas podrían sorprenderme luego de ver en enero la también serie documental Don’t F**k With Cats, pero esa nueva sorpresa llegó antes de lo esperado. Me pregunto si hay algo en la relación de los humanos y los animales que saca a flote nuestro lado más -ni siquiera oscuro- sino absurdo.

Quisiera decir que vi un montón de películas exóticas, de orígenes indescifrables, idiomas intraducibles. Pero confieso que no hice el más mínimo esfuerzo en navegar un poco más allá de las opciones que aparecían en Netflix o lo que Javi me ponía en bandeja de plata. Prometo intentar hacerlo mejor las próximas semanas, aunque también espero no pasar tantas de las próximas semanas encerrada en casa.

Photo on top by Charles Deluvio on Unsplash

Publicado por Lorena González Di Totto

Escribo cosas. Nací en Caracas y vivo en Ciudad de México. No escribo bios en tercera persona.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: