Wortschatz

“Wortschatz” significa “vocabulario” en alemán. Es como se denominan aquellas listas de palabras para memorizar cuando se está aprendiendo un idioma.

“Wortschatz”, este video, es mi recuerdo del verano de 2014 en Berlín. Un viaje que hice para hacer un curso de alemán, pero que en realidad respondía a la necesidad de estar en aquella urbe colosal, de pertenecer a ella o ser una ciudadana válida a través del idioma.

Grabé múltiples recorridos en el metro y tranvía con una camarita de fotos amateur, sin saber qué haría con ellos. Seis años después, miro atrás, recuerdo aquellos tres meses en que me convencí de que Berlín era mi casa, donde todos los días había una decisión nueva sobre quedarme o regresar, y me pregunto aún: ¿Qué había en este lugar que era mío sin ser mío?


Lo de arriba es el texto que acompañó este videoarte para participar en el Festival nodoCCS, una iniciativa increíblemente interesante y el primer (y único) festival de video al que he postulado algo mío.

Como relata el texto, pasé años con aquel material bruto que, para mí, tenía un valor sentimental poderosísimo: en su sencillez, esos planos encerraban mi amor por lo urbano, por Berlín, y por la libertad del movimiento. Eran una especie de bitácora sensorial de mi verano. Pero, sin duda, aquellos planos no decían absolutamente nada a un espectador externo.

Ya en México, surgió la oportunidad de desarrollar un proyecto en el marco de un diplomado que hice llamado Procesos Documentales en Primera Persona. Justo pensé en hacer algo relacionado con ese viaje, la noción de sentirse en casa fuera de casa y el anhelo de pertenecer a un lugar que es tan desgarradoramente ajeno.

Se suponía sería un proyecto más grande, una especie de plataforma que exploraba desde distintos medios una de las habitaciones en las que me quedé (me mudé cuatro veces en tres meses) y mi relación con el idioma alemán (una de las más largas de mi vida).

Por distintas circunstancias, algunas fuera de mi control, solo logré hacer un primer bosquejo de la plataforma y de algunas de las piezas. Una de ellas fue este videoarte que, milagrosamente, logré hacer a tiempo para la entrega.

Así que no fue algo que hice especialmente para el festival, ni mucho menos lo hice fuera de la presión de cumplir con un requisito académico… Pero si hay algo que me enorgullece es mi atrevimiento de exponer algo en un estado técnico/estético muy lejano al ideal, y que narrativamente es sumamente personal y pudiera ser incluso ininteligible, irrelevante… y es 100% mi voz.

Es una minucia, pero existe, está ahí, fuera de mí.

Publicado por Lorena González Di Totto

Escribo cosas. Nací en Caracas y vivo en Ciudad de México. No escribo bios en tercera persona.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: