Refugio audiovisual

El 14 de marzo comenzó nuestro confinamiento. Aún México está en una especie de negación que nos hace al copiloto y a mí sentirnos un poco como los bichos raros, los paranoicos. Ya el tiempo dirá si tuvimos razón o si fue un adelanto exagerado. Hay algo trágico, evidentemente, en tener que encerrarse en casaSigue leyendo «Refugio audiovisual»